Iniciativas Nacionales de Gobernanza de Internet en la región: orígenes, desarrollo y futuro

10/06/2019
agenda

Por Carolina Aguerre*

En 2005, la Agenda de Túnez invitó al Secretario General de la ONU a convocar a un nuevo foro para el diálogo sobre políticas de múltiples partes interesadas que llevó a la creación del Foro de Gobernanza de internet, tal como lo conocemos en la actualidad. También, alentó el “desarrollo de procesos de las múltiples partes interesadas a nivel nacional, regional e internacional a fin de debatir y colaborar con la expansión y la difusión de internet como un medio para apoyar los esfuerzos de desarrollo para alcanzar los objetivos y las metas de desarrollo acordados internacionalmente, entre ellos los Objetivos de Desarrollo del Milenio”. (WSIS, 2005, párr. 80)

Casi una década después de la concepción del IGF, varios foros temáticos regionales, nacionales y subnacionales (en adelante NRI)** se han organizado en números crecientes. Estas iniciativas han contribuido a la creación de espacios para los debates, el diálogo y la coordinación de políticas de las múltiples partes interesadas a nivel local. Asimismo, su objetivo era ocuparse de cuestiones locales sobre la gobernanza de internet y al mismo tiempo crear circuitos de retroalimentación entre los procesos llevados a cabo a nivel local y mundial, siguiendo el camino del IGF. En 2018, la Secretaría del IGF había recolectado información general acerca de casi 100 iniciativas diferentes: más de 70 IGF nacionales; alrededor de 17 IGF regionales y subregionales y 10 IGF para la Juventud (convocados a nivel nacional y regional).

En América Latina y el Caribe (LAC), el primer IGF regional (LACIGF) fue establecido en 2008 y desde ese momento ha sido convocado anualmente. Desde entonces, diez países distintos de la región fueron su sede, y esto es un hito para un continente en desarrollo que sigue luchando por conectar al 50% restante de sus habitantes a internet. A pesar de la importancia de los mecanismos regionales y nacionales para la gobernanza de internet –tal como se reconoce en la Agenda de Túnez– no fue sino hasta 2011 que se organizó el primer evento nacional en la región (Brasil) y solo después de 2013 estos IGF nacionales empezaron a surgir claramente como un patrón constante en LAC.

Las “Iniciativas Nacionales de la IG” son aquellos procesos que tienen lugar dentro de la esfera doméstica de países específicos y siguen las características generales definidas por el IGF Mundial en los párrafos 72 y 73 de la Agenda de Túnez. Estas características son:

  • Reunirse periódicamente;
  • Proveer un espacio para debatir cuestiones de políticas públicas relacionadas con elementos clave de la gobernanza de internet (incluidos, entre otros, los recursos críticos de internet);
  • Facilitar el diálogo entre organismos que se ocupan de distintas políticas públicas transversales (nacionales e internacionales) sobre internet;
  • Identificar temas emergentes (incluidos los que surgen del uso y el uso indebido de internet), lograr que los organismos pertinentes y el público en general les presten atención y hacer recomendaciones cuando resulte apropiado;
  • Interactuar con las organizaciones adecuadas con respecto a temas vinculados a la gobernanza de internet en general;
  • Facilitar el intercambio de información y buenas prácticas entre los grupos de partes interesadas; y, entre otros esfuerzos,
  • Contribuir a la construcción de capacidades para la gobernanza de internet y fortalecer y mejorar el compromiso de las partes interesadas en el ecosistema de la gobernanza de internet.

Teniendo en cuenta estas dimensiones, este artículo se basa en las iniciativas nacionales de IG en los países de LAC, a saber: Argentina, Brasil, Bolivia, Colombia, Costa Rica, República Dominicana, Ecuador, Guatemala, Panamá, Paraguay, Perú, Venezuela y Uruguay. Estas ya desarrollaron sus propios mecanismos nacionales de gobernanza de internet y se encuentran en distintas etapas de formalización.

Las NRI constituyen un tema relevante en tanto representan un fenómeno relativamente nuevo y autónomo dentro del ecosistema en evolución de la IG. Su desarrollo institucional, los rasgos organizacionales de cada instancia, sus procesos y su impacto local e internacional. A su vez, en tanto las NRI imitan el formato y los procesos del IGF mundial, es importante saber si su alcance y su competencia también se mantienen en los entornos nacionales, apoyando o refutando las afirmaciones sobre la relevancia del rol y la estructura actuales del IGF, que se encuentran en revisión.

Temas clave y abordajes

El trabajo se basó en encuestas y entrevistas a los distintos referentes de las iniciativas en la región (queda pendiente para una segunda etapa en 2019 la inclusión del Caribe). Los resultados del primer relevamiento y su mapeo van hasta mayo de 2018, y se encuentran públicamente accesibles en castellano, portugués e inglés en el sitio: https://miglac.org/

Los resultados del trabajo se presentan a continuación estructurados en tres dimensiones principales: temas, estructura y aspectos institucionales e impacto político de las iniciativas.

i. Temáticas

Si bien el tema de la infraestructura de Internet y la brecha digital es indudablemente un aspecto clave en la región, éste no constituye el tema principal en la mayoría de estos foros. La ciberseguridad, la vigilancia y los derechos humanos en línea se han convertido en temas comunes de la mayor parte de los IGF nacionales. Algunas veces estas discusiones tienen una base en el contexto nacional, mientras que en otros casos son temas que se han formulado a nivel internacional. En los últimos dos años, los temas relacionados con el concepto de “economía digital” se han destacado en los IGF nacionales en Perú, Panamá, Argentina y Trinidad y Tobago. Por último, muchos IGF nacionales presentan debates sobre la metagobernanza, reflexiones sobre las reglas y los mecanismos de interacción entre las partes interesadas en estos procesos de gobernanza. Esta es una característica común de estos eventos, generalmente establecidos (como con el IGF global) como una sesión de “Balance” para evaluar los procesos de gobierno y tomar medidas para mejorar la participación, la representación y el impacto.

ii. Aspectos estructurales e institucionales

Uno de los patrones más comunes entre las iniciativas se relaciona con su formato. Podemos observar que no hay un gran nivel de varianza en lo que respecta a la estructura organizacional y a las fuentes de financiamiento. Se encuentra muy extendida la creencia de que las NRI deben incluir los principios de múltiples partes interesadas y buscar incrementar y promocionar la participación de una mayor diversidad de actores, incluidas las métricas de IG “tradicionales” así como también promocionar la diversidad e inclusión demográficas (minorías de género, discapacidad, étnicas, comunidades rurales, etc). Estos esfuerzos para incluir una variedad de partes interesadas también pueden reflejarse en la elección de asignar recursos para el otorgamiento de viáticos a fin de mejorar la participación, donde el 37% otorga algún tipo de ayuda. La influencia del régimen global está presente en las referencias al IGF, la IGFSA, los capítulos de la ISOC, los ccTLD: todos ellos conforman un conjunto de relaciones, agendas, perspectivas que construyen puentes entre la esfera internacional y local.

Con respecto al formato de los comités organizadores, países como Brasil han usado la estructura de comité de múltiples partes interesadas (el Comité Gestor de Internet en Brasil - CGI.br) como entidad organizadora para el IGF nacional. Por su parte, Bolivia ha llevado a cabo una serie de “comunicaciones preparatorias” antes de organizar su primer IGF. Tomando en consideración que la mayoría de los países cuentan con poca o nula experiencia previa con procesos más institucionalizados de múltiples partes interesadas, muchos ven la consolidación de estas iniciativas como una oportunidad de introducir más mecanismos participativos en el debate sobre temas relacionados con internet, y como parte de una experiencia en formulación de políticas nacionales más amplia.

Costa Rica, por ejemplo, ya había establecido su propio Comité nacional de múltiples partes interesadas (Consejo Consultivo de Internet) en 2012, pero vio al IGF nacional como una oportunidad de incorporar una cartera más diversa de actores en diálogos sobre gobernanza de internet a nivel interno.

iii. Impacto sobre las políticas

Uno de los desafíos más apremiantes para estas iniciativas es la dificultad de evaluar su impacto en el entorno más amplio de la formulación de políticas, tanto a nivel nacional como internacional. Si bien la mayoría de las partes interesadas que participan en la organización de estas iniciativas son conscientes de las dificultades para trazar un vínculo directo entre un IGF nacional y los resultados de las políticas, existe la presión de mostrar resultados.

Tal ansiedad por los resultados es más evidente en el caso de aquellas NRI que en realidad son actividades anuales únicas en vez de esfuerzos continuos permanentes. Si existe la percepción de que estos eventos no tienen ninguna consecuencia en el proceso de formulación de políticas o en el ecosistema nacional en general, podría darse el caso de que los incentivos para la participación tiendan a disminuir. Esta clase de efecto donde “se impone la realidad” podría explicar, al menos parcialmente, la tendencia que este proyecto ha medido de la disminución de las tasas de participación (ver gráfico). Por lo tanto, uno de los desafíos más importantes para las NRI es identificar y establecer criterios específicos para evaluar el éxito de estas iniciativas, reflejando un proceso de evaluación similar que tuvo lugar en el IGF global de 2014 en respuesta a dicha necesidad.

GRÁFICO: Número de participantes por iniciativa nacional en la primera y última edición

Por el momento, la mayoría de las iniciativas no pueden establecer una relación causal de impacto en los resultados de las políticas o los procedimientos del sector privado (Perú, Nicaragua, Bolivia, Guatemala, República Dominicana). Los entrevistados atribuyeron en gran medida esta falta de impacto al grado de madurez de las iniciativas nacionales. Según sus palabras, todavía es “demasiado pronto” para notar resultados reales y duraderos. El proceso de establecer las NRI está profundamente arraigado en el contexto de un país/región específico. Las experiencias a nivel nacional no sólo son importantes para crear conciencia y promover un entendimiento general sobre la gobernanza de Internet, sino también para contribuir a la calidad y forma del desarrollo general de políticas de Internet entre los países de la región LAC. Sin embargo, la mayoría de las iniciativas reconocen que, si bien el impacto en los procesos de formulación de políticas es deseable, el foro sólo tiene una influencia indirecta sobre la política nacional de Internet per se.

Comentarios finales y camino a seguir

Existen riesgos y desafíos múltiples para la continuidad de estas iniciativas. Desde los temas de sustentabilidad y bajos índices de trabajo entre cada edición, como los problemas de “elitización” y de legitimidad si las mismas no logran atraer a actores más clave del ecosistema nacional, incluyendo, aunque no sólo contemplando a los responsables de ejecución de las políticas públicas.

La investigación que sustenta este artículo deja en claro que la práctica de la gobernanza de múltiples partes interesadas no es uniforme en todas las iniciativas nacionales, sino que se materializa e interpreta de manera diferente. En la mayoría de los casos, las iniciativas han logrado capturar algunos aspectos importantes del modelo de múltiples partes interesadas. Investigaciones futuras podrían examinar los efectos a largo plazo de los procesos de gobernanza de múltiples partes interesadas en otros espacios de políticas nacionales, así como también la variación entre los países en el desarrollo de dichos modelos de gobernanza. Las investigaciones futuras también podrían analizar las tasas de participación y lograr una mejor comprensión del papel de las élites y expertos nacionales en torno a IG y a la “profesionalización” de estos espacios supuestamente abiertos y participativos.

Después de casi dos décadas de existencia, encontramos que hay un llamado para una mayor comprensión crítica del impacto de los procesos de gobernanza de Internet de múltiples partes interesadas a nivel internacional. El IGF internacional se encuentra actualmente bajo escrutinio para abordar cambios importantes en su formato, extensión y alcance, y muchos han reconocido la necesidad de un mayor trabajo entre sesiones. Las investigaciones continuas de las NRI pueden proporcionar información sobre el papel que las iniciativas nacionales pueden desempeñar para legitimar los procesos de gobernanza de Internet de múltiples partes interesadas, proporcionar retroalimentación local y continua, y potencialmente generar un mayor impacto en los resultados de las políticas nacionales.

- La nota original fue publicada en el Reporte LACTLD N°11


* Este artículo se basa en la investigación Mapeo de las Iniciativas de Gobernanza de Internet Nacionales en América Latina (2018) realizado por Carolina Aguerre, Diego Canabarro, Agustina Callegari, Louise Marie Hurel y Nathalia Sautchuk Patrício. El informe y los datos recabados se encuentran disponibles en: https://miglac.org/

** Acrónimo de National and Regional Initiative.